Turismo chino: se espera un boom de viajes cuando reabran las fronteras


Lorenzo Palomares del Cerro, CEO y fundador de ChineSpain, afirma en una entrevista en Hosteltur que "con los confinamientos que han sufrido los chinos, las ganas que tienen de viajar son mucho más grandes que las nuestras".


El turista chino es uno de los viajeros más codiciados por los destinos y al que más se está echando de menos en la reactivación del turismo internacional, ya que China permanece cerrada. ¿Por qué es tan importante este mercado?

Mucha gente no da importancia a este mercado porque su volumen no es muy elevado, pero ningún mercado ha crecido tan rápido. Hemos pasado de los 25.000 turistas que llegaron en 2004 a posiblemente el millón que hubieran llegado en 2020 si no hubiera sido por la pandemia. Es previsible que se alcancen los dos o tres millones dentro de unos 10 años. Por tanto, más que en valores absolutos, es interesante fijarse en su crecimiento.

¿Qué supone para los destinos?

Es un turista especialmente importante para desestacionalizar, por el tipo de productos que busca y por su nuevo perfil como turista. Viaja fuera de temporada, sobre todo en octubre, coincidiendo con la denominada Golden Week, y en enero o febrero, con la celebración del Año Nuevo chino; luego hay un pico hacia mayo. Gasta más de lo habitual y en cosas diferentes. Busca marcas, pero no solo de lujo, valora los productos artesanales, que tengan una larga historia... Por otro lado, está cambiando mucho su perfil. Ya no es el turista que viaja en grupo y visita muchos sitios en pocos días, ahora viaja más por su cuenta y no viene con todo reservado, está abierto a lo que el destino le ofrece.

Además, es un turista muy digitalizado…

En China se han saltado un paso. Han pasado de pagar en efectivo a pagar por móvil, casi sin pasar por la tarjeta de crédito. En China todo el mundo utiliza el pago por móvil. El hecho de haberse saltado un paso, hace que lo digital lo hayan absorbido de una manera mucho más rápida, al tiempo que en China el mercado es mucho más ágil a la hora de generar innovación. La gente está muy abierta a las nuevas tecnologías, y eso hace que el mercado esté mucho más digitalizado que el americano o el europeo.

Se han hecho esfuerzos por adaptar los destinos, pero, ¿estamos realmente preparados para recibir a este visitante?

Queda mucho por hacer. Iniciativas como que haya folletos en chino o que un restaurante tenga la carta en chino están muy bien, pero es casi lo último que hay que hacer. La política de visados que tiene España es mucho más ineficiente que la que tienen Italia o Francia, por ejemplo. Es importante impulsar una política de visados más ágil, se tarda mucho, el papeleo es muy incómodo... Y luego, las conexiones. Es imposible competir con los vuelos que unen China con otros países europeos, como Alemania, Francia o Italia. Aunque se hagan cosas en el destino, si no se corrige lo más grave no vamos a ningún sitio.

¿Cuándo abrirá sus fronteras?

No puede tardar mucho, hay quien dice que abrirá a finales de año, otros dicen que para el Año Nuevo chino. Lo cierto es que China no puede estar cerrada mucho tiempo más, necesita tener tráfico de viajeros. Además, la gente, a nivel interno, está quemada. No creo que tarde mucho en abrir, es un país que pasa del blanco al negro en un momento, y es posible que, de repente, diga que no hay pandemia sin que nadie lo haya visto venir.

Hay ganas de viajar...

Si nosotros tenemos ganas de viajar, con los confinamientos y cuarentenas que han sufrido los chinos, las ganas que tienen de viajar son mucho más grandes que las nuestras. Creo que al final se normalizará, los chinos tendrán sus cuidados. Dicen que va a haber un boom en cuanto China abra porque la gente no está viajando y está ahorrando. También hay muchos chinos fuera que no han vuelto, hay familias que tienen hijos estudiando fuera…


Entradas destacadas
Entradas recientes